miércoles, 19 de septiembre de 2018

Novedades y Noticias

Carmen Beato: La medicina de precisión es una oportunidad para los tumores raros

Autor: Adminweb/miércoles, 22 de noviembre de 2017/Categorias: Novedades, Profesionales

Dra. Carmen Beato, Oncóloga Médica del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla

¿Es la medicina de precisión presente o futuro?


Sin duda es presente. Si entendemos la medicina de precisión como la adaptación del tratamiento médico a las características individuales de cada paciente, es fácil entender que llevamos años beneficiándonos de ello. Desde el tratamiento hormonal en el cáncer de mama al tratamiento dirigido contra dianas moleculares en diversos tipos de cáncer. Este es nuestro día a día.

Pero, en los últimos tiempos, se habla más que nunca de su aplicación en Oncología…

Así es, en los últimos años se ha acelerado el conocimiento y se ha dispuesto de la tecnología adecuada para la obtención de datos, su protección y su posterior análisis y explotación biomédica. No basta con tecnologías de secuenciación cada vez más eficientes y más asequibles económicamente, sino que es preciso desarrollar tecnologías seguras para el almacenaje de los datos que obtenemos, ser capaces de su análisis y su manejo…medicina de precisión y big data están íntimamente ligados y son el futuro inmediato.

¿Qué implicaciones tiene este cambio de paradigma en el contexto de los tumores infrecuentes?

Todas. Supone un cambio desde su definición. Desde el nuevo paradigma no tiene sentido hablar de tumores raros, porque ya no definimos una neoplasia desde su lugar de origen o su histología, sino a través de sus características moleculares. Por el contrario, tumores frecuentes, como el cáncer de pulmón, se convierten en numerosas y diferentes entidades desde esta perspectiva.

La medicina de precisión es una oportunidad para los tumores raros, tradicionalmente perjudicados por las dificultades intrínsecas en la investigación y desarrollo de tratamientos. Pero también los tumores raros, ligados con frecuencia a un sólo gen mutado o a una vía molecular específica, han sido una oportunidad en el conocimiento de la biología del cáncer.

Desde el nuevo paradigma no tiene sentido hablar de tumores raros, porque ya no definimos una neoplasia desde su lugar de origen o su histología, sino a través de sus características moleculares

¿Qué cambios conlleva esta nueva realidad en la investigación y el tratamiento de los tumores raros?

El cambio es global, desde la metodología de nuestros ensayos clínicos, al diagnóstico y el tratamiento. Se impone que nos desprendamos del enfoque tradicional basado en el análisis de pocas variables en cientos de individuos, de la búsqueda de patrones generales. En su lugar, son ya una realidad los ensayos o ensayos centrados en alteraciones moleculares específicas.

¿Qué dificultades encontramos en la práctica en torno a este cambio?

Las transiciones siempre son difíciles. Actualmente, las plataformas moleculares no están disponibles en todos los medios. Incluso si lo están, su validez clínica y analítica no siempre está clara. No disponemos de guías claras para la contextualización de las alteraciones que identificamos. Tampoco es fácil el acceso a fármacos fuera de ficha técnica, por lo que en muchas ocasiones, nuestros hallazgos no tienen una aplicación práctica. En relación a la investigación, también se debe contar con las limitaciones que imponen las agencias reguladoras. A pesar de ello, su avance es imparable.

 

Veces visto (667)/

Calendario

Buscar